No hay dos viajes en bikepacking iguales. Especialmente no como este: Tobias Woggon y Martin Donat querían viajar a Escocia para recorrer una versión de gravel de la legendaria ruta North Coast 500. Para ello, había que afrontar toda una serie de retos. En esta guía práctica, descubrirás cómo ambos superaron estos desafíos y obtendrás muchos consejos para tu propia aventura de bikepacking.

Texto: Martin Donat

Tobi y yo nos conocemos desde siempre, pero nunca habíamos hecho un viaje juntos. Pues bien, ha llegado ese momento: el ciclista de enduro, experto en viajes y genio de la bicicleta de montaña Tobi y el ciclista de montaña nato, antiguo corredor de descenso y experto en bicicletas de gravel y movilidad sostenible desde hace mucho tiempo, Martin, emprenden juntos un viaje por Escocia. Las diferentes experiencias y los distintos puntos de vista hicieron que la planificación fuera una historia emocionante y divertida desde el principio.

Escocia es el país favorito de Tobias, y la ruta North Coast 500 está en su lista de deseos desde hace mucho tiempo. El ciclismo sobre asfalto no es lo suyo, así que una cosa estaba clara: seguiríamos la ruta original, pero siempre que fuera posible cambiaríamos a carreteras secundarias tranquilas e incluso a caminos de grava, que son perfectos para las bicicletas de gravel.

Ya me tenía en Escocia y en la grava. Inmediatamente me vinieron a la cabeza los recuerdos de mi primer viaje a Escocia, en el que fui en bicicleta de carretera desde Edimburgo hasta la Copa del Mundo de Descenso en Fort William para animar a mis héroes en la carrera final. El paisaje único de las Highlands es de una belleza inolvidable, y me apetecía mucho emprender una nueva aventura en bicicleta por el extremo norte del Reino Unido. Solo tenía un deseo de corazón con respecto a nuestro viaje de ida: le pregunté a Tobi si se imaginaba no volar a Escocia; si fuera posible, ni siquiera utilizar un coche, sino llegar en tren o en ferry. Al fin y al cabo, creo que cuando viajamos por el mundo como ciclistas para explorar países tan maravillosos, debemos mantener nuestra huella lo más pequeña posible. Tobi pensó que mi sugerencia era genial. Nuestra ruta por la NC500 estaba en marcha.

Viajar a Escocia pronto resultó no ser tan fácil. No solo el Brexit lo complicó todo, ya que las numerosas regulaciones debidas a la pandemia de coronavirus nos dieron bastantes quebraderos de cabeza a la hora de planificar nuestro viaje de bikepacking. Así que, había que superar algunos retos:

  • Viajar a Escocia sin avión ni coche
  • Requisitos de entrada y normativa sobre coronavirus
  • Planificación de la ruta “NC500 Gravel Edition”
  • Planificación de alojamiento y comidas
  • El clima escocés y otras adversidades

 

Viajar a Escocia sin avión ni coche

Descartados el avión y el coche, solo quedaban dos alternativas: el tren y el ferry. Ambas son formas bastante buenas de llegar al Reino Unido en circunstancias normales. Por desgracia, nuestras circunstancias eran cualquier cosa menos normales: durante mucho tiempo ni siquiera sabíamos si podríamos entrar en el país sin largas medidas de cuarentena. Así que el viaje en tren quedó descartado, ya que la única conexión práctica con el Eurostar a través del Eurotúnel tiene que reservarse con mucha antelación, lo que sencillamente no nos convenía.

La travesía en ferry es mucho más espontánea. Aunque también en este caso tiene sentido reservar con antelación, ya que es mucho más barato. Sin embargo, si se paga un pequeño recargo, suele ser posible encontrar una plaza con poca antelación, especialmente si se viaja en bicicleta. Por tanto, decidimos tomar esta opción: zarpamos durante la noche desde Ámsterdam IJmuiden hacia Newcastle, en el norte de Inglaterra. Desde allí, tenemos previsto tomar el tren hasta Inverness, donde comienza nuestro viaje de bikepacking. Como no supimos hasta poco antes de salir si íbamos a poder entrar en el país, no reservamos los billetes hasta una semana antes, por lo que tuvimos que pagar unos 250 euros por persona. Sin embargo, a cambio se viaja en ferry con relativa comodidad y se puede dormir en el propio camarote mientras el barco atraviesa el Mar del Norte por la noche.

Viajar en tren por Inglaterra y Escocia es una experiencia única. Por un lado, hay diferentes compañías ferroviarias según la región, cada una con distintas normas para viajar con una bicicleta. Sin embargo, lo que todas tienen en común es que hay que registrar las bicicletas por adelantado cuando se realiza un viaje de larga distancia. Para algunas compañías ferroviarias, basta con hacerlo en la estación antes de subir al tren. Pero, por desgracia, no fue así en nuestra ruta de Newcastle a Inverness. No se nos permitió subir a algunos trenes, y hubo ciertas discrepancias casi siempre. Lo único positivo fue que el personal ferroviario se mostró, sin excepción, mucho más amable y servicial de lo que estábamos acostumbrados en Alemania. Si se quiere reservar el transporte de bicicletas con antelación, lo más fácil es hacerlo por teléfono. Lo mejor es encontrar primero la conexión adecuada a través del sitio web National Rail Enquiries. También se puede encontrar más información sobre cómo viajar con una bicicleta aquí, así como enlaces a las distintas compañías ferroviarias.

Consejos

  • Reserva tu viaje con la mayor antelación posible. De ese modo, tanto los billetes de tren como los de ferry suelen ser mucho, mucho más baratos.
  • Importante: en el Reino Unido, los viajes de larga distancia en bicicleta deben reservarse con antelación. La mejor manera de hacerlo es por teléfono. Encontrarás la información pertinente aquí.

Requisitos de entrada y normativa sobre coronavirus

¡El reto más difícil de nuestro viaje! Durante mucho tiempo, no supimos si llegaríamos a Escocia sin arriesgarnos a pasar diez días en cuarentena. Y, por supuesto, eso no habría sido una opción para un viaje de seis días en bicicleta. Afortunadamente, la normativa sobre el coronavirus se relajó a finales del verano de 2021, por lo que nuestro viaje pudo seguir adelante. Sin embargo, pasamos casi un día entero investigando toda la normativa, rellenando formularios y pidiendo pruebas de coronavirus.

En realidad, no es posible dar ningún consejo al respecto, ya que la normativa cambia constantemente y también difiere de un país a otro. Así que no hay nada que hacer: si quieres viajar, tendrás que dedicarle tiempo. Simplemente recuerda que es por la seguridad de todos, y por ello todo el esfuerzo merece la pena.

Consejo

● encontrarás un buen recurso para tu viaje a Escocia aquí.

Uno de los puntos más importantes de nuestra lista de tareas para Escocia era la planificación de la ruta. En primer lugar, queríamos que nuestro recorrido fuera lo más pintoresco posible. En segundo lugar, suponíamos que no siempre tendríamos una buena recepción de datos en la carretera, por lo que queríamos evitar en lo posible los cambios de plan de última hora. Preferimos dedicar un poco más de tiempo por adelantado, para evitar no saber dónde íbamos después.

 

 

 

La ruta North Coast 500 oficial es un excelente punto de partida para la planificación. A grandes rasgos, queríamos seguir su curso, y únicamente desviarnos hacia carreteras más pequeñas y caminos de grava cuando realmente tuviera sentido. Un amigo escocés de Tobi ayudó en la planificación, lo que realmente simplificó las cosas. Aunque el número de posibles carreteras y caminos en el norte de Escocia es limitado, nunca se sabe qué esperar sin haberlos visto antes. Resulta de gran valor que alguien conozca el camino, y lo transitable que es un sendero en una bicicleta de gravel. Si no conoces a nadie, siempre puedes recurrir a la experiencia de la comunidad ciclista. Por ejemplo, puedes utilizar los comentarios de los usuarios de la herramienta de planificación komoot para hacerte una idea bastante clara del terreno. O simplemente puedes seguir nuestra ruta – después de todo, la hemos probado por ti y creemos que es buena.

 

 

 

Consejos

  • Las carreteras que los lugareños califican de “concurridas” suelen estar (desde la perspectiva alemana) relativamente libres de tráfico. Aunque la ruta oficial de la NC500 está cada vez más transitada, a medida que Escocia impulsa el turismo en esta región, en general, sigue siendo agradable discurrir por ella en bicicleta. Sin embargo, los espacios pueden ser bastante estrechos de vez en cuando, ya que muchas de las carreteras están construidas con una sola vía (es decir, carreteras de un solo carril con numerosos lugares de paso). Sin embargo, en caso de duda, no es tan "malo" ceñirse a la carretera.
  • Si piensas seguir caminos no pavimentados, debes investigar su estado con suficiente antelación. Si tienes suerte, serán senderos de grava perfectos. Pero también podrías acabar en una pista realmente sinuosa, con saltos y muy extenuante que te costará mucho tiempo y energía y aumentará el peligro de sufrir un pinchazo.
  • Recuerda que no siempre dispondrás de Internet en la carretera. Descarga tus mapas (preferiblemente con una ruta alternativa más corta para emergencias) en el navegador por satélite en casa, y no olvides las baterías y los cables de carga para tu dispositivo. Si quieres ir sobre seguro, también puedes imprimir la ruta.

Como en cualquier viaje en bicicleta por zonas poco pobladas, en Escocia también es una buena idea pensar en un “plan de nutrición” por adelantado. ¿Quieres ser completamente autosuficiente y llevar toda tu comida? ¿O prefieres ir de compras cuando estás fuera de casa, o parar en un restaurante cuando se presenta la oportunidad? Si te vas a alojar en un hotel o B&B en lugar de acampar, también sueles tener la opción de disfrutar de la cena allí.

Optamos por una mezcla de acampada y noches en hoteles y B&B. Debido al clima, incluso terminamos pasando más noches con un techo sobre nuestras cabezas de las que habíamos planeado originalmente. Realmente hubo de todo: desde el espeluznante hotel sobrevalorado construido hace muchísimos años que habría sido el escenario perfecto para una sangrienta película de terror, hasta un hostal muy sencillo pero en una ubicación preciosa, y el modesto pero agradable y acogedor B&B.

Reservamos todo el alojamiento con antelación, y es algo que te recomendamos que hagas, ya que el viaje resulta mucho más tranquilo si no tienes que preocuparte de estos asuntos. El alojamiento en Escocia es escaso y a menudo está totalmente reservado, especialmente en la temporada turística. De paso, puedes preguntarles si sirven cenas y reservarlas también, si es necesario.

Durante nuestra ruta, a menudo recorrimos largos tramos en los que no había nada en absoluto. Sin embargo, tarde o temprano pasábamos por pequeños pueblos y ciudades con lugares para comer. En ese sentido, no fue necesario llevar toda nuestra comida. Por el contrario, disfrutamos probando las especialidades regionales. Con la excepción de los hábitos de desayuno más bien inhumanos del Reino Unido, quedamos absolutamente satisfechos a este respecto. Si eres vegetariano como yo, generalmente tienes que bajar tus expectativas cuando se trata del desayuno. En ocasiones, la única opción que me quedaba era una tostada con mermelada.

No lo olvides: en muchos restaurantes hay que reservar mesa con antelación. Para emergencias, teníamos algunas barritas nutricionales, así como un hornillo de camping y comidas instantáneas. Los platos especiales liofilizados para exteriores no pesan prácticamente nada y tienen un sabor increíble. ¡Fue una gran alegría tenerlos una noche!

Consejos

  • Reserva el alojamiento y los restaurantes con antelación.
  • Lleva barritas nutricionales o algo similar para casos de emergencia.

Además de todos los aspectos de organización, por supuesto, también debes preparar tu equipaje de modo que lleves todo lo necesario para hacer de tu viaje en bicicleta una experiencia agradable. Si viajas a Escocia, hay algunas variables para las que tienes que estar preparado.

Consejos

  • Infórmate de antemano sobre las “especialidades” de tu destino. En el caso de Escocia, se trata sin duda de los mosquitos.
  • Ten en cuenta los cambios de tiempo y lleva ropa para la lluvia.
  • Lleva los repuestos más importantes (cámaras, cable de cambio, patilla, eslabón de la cadena).
  • Lleva algo de dinero en efectivo en la moneda local.
  • Recuerda los cables de carga y los adaptadores.

En este artículo hemos recopilado una amplia lista de todo lo que necesitas para tu viaje de bikepacking. Encontrarás una lista de equipaje para bikepacking que podrás descargar para no olvidar nada importante.

Un viaje al extranjero siempre conlleva un poco de preparación y algunos retos. Las nuevas regulaciones del Brexit y las diversas restricciones del coronavirus no facilitan la planificación de una aventura en bicicleta por Escocia. Pero, créenos: ¡el esfuerzo merece la pena! Escocia es increíblemente bella y uno de los mejores destinos para el bikepacking que podamos imaginar. Incluso (o especialmente) si llueve todo el tiempo.

 

 

Texto: Martin Donat

Fotos: Martin Donat, Tim Winterburn

Comerciante

Encuentra tu bicicleta GHOST cerca de ti

Esta es una lista de todos los distribuidores autorizados de GHOST. Solo tienes que introducir tu código postal o ciudad y hacer clic en Buscar para ver una lista de todos los distribuidores que están cerca de ti.

En la página del distribuidor, verás los modelos disponibles. También puedes ponerte en contacto directamente con el distribuidor para saber si la bicicleta de tus sueños está disponible hoy.

Ten en cuenta que no podemos garantizar que la información esté actualizada, sea correcta y completa. En caso de duda, ponte en contacto directamente con el distribuidor para saber si la bicicleta sigue disponible.

buscar distribuidor

The dealersearch cannot be used without the consent of the Google Maps API.

Por favor ingrese una dirección primero

búsqueda de distribuidor
reservar una bicicleta
probar una bicicleta